domingo, enero 14, 2007

Enrique V, Shakespeare, San Crispín

Los Microsiervos lo tienen en cuenta aquí, YouTube aquí y un Lillo Brancato jr. lo cuenta en su web en la película del Hombre del Renancimiento o un Poeta entre reclutas protagonizada por el gran De Vito.
El caso es que el discurso que se puede leer en el libro, saborear en la película de Branagh Henry V (me la echaron los Reyes Magos a través de a FNAC de Madrid) y disfrutar con el acento Brooklyn de Lillo Brancato es para emocionarse mientras se ve una y otra vez.
La verdad es que este tipo de discursos son extraordinarios, son arengas, son búsquedas del sentido de la vida, son el sentido del ser humano.
Otro día hablamos del de Aragorn en El Retorno del Rey de la trilogía de LOTR.