domingo, agosto 19, 2007

Camino de Santiago. Prólogo

Quiero hacer el camino de Santiago el fin de semana del 7 de septiembre de 2007 en bicicleta, desde León hasta Santiago.
No he montado en bicicleta desde que éstas se plegaban y te las llevaba tu padre en el coche.
Cuando me enfrenté al reto salía desde posiciones muy, muy retrasadas con respecto a otros compañeros con los que pretendo hacer el camino.
El momento actual es:
Me he comprado una bicicleta en El Corte Inglés que me han entregado tres semanas después. Un poco penoso.
Me he dado ya unas cuantas vueltas al Retiro de Madrid. Más de una hora seguida de pedaladas y en el sentido de subirte la cuesta hasta el Ángel Caído desde Alfonso XII.
Soy torpe hasta decir basta encima de la bicicleta, tampoco es que con la BH hiciese malabarismos, pero es que lo de la de montaña es superior a mi capacidad. Me enfrento a: cambios de platos, cambios de piñones, manillar con cuernos de cabra, peso de la bicicleta, altura, el casco en la cabeza, los calapies para las zapatillas, el coulotte con sus zonas reforzadas, el maillot de colorines y tan fresquito.
Retos:
la semana del 27 de agosto me daré vueltas y vueltas al Retiro. Son unos cinco kilómetros de perímetro, ruedo una hora, creo que le doy cuatro vueltas.
si evoluciono me marcharé al anillo que circunvala Madrid y que tiene un aspecto bárbaro. ¿Aguantaré los 70 kilómetros?

Es una historia de penitencia. Por ahora, voy pagando...