domingo, marzo 25, 2007

300, Frank Miller, técnicas de cine, épica

Hacía tiempo que no veía una arenga tan buena en el cine. Desde Henry V, desde Aragorn, desde Patton, era difícil ver una arenga de guerra en el cine. He visto 300 y la escena de la batalla final, la que en buena lid, en justa medida, encaran los griegos contra los persas y liderada por el guerrero superviviente de la Batalla de las Termópilas, es una de ellas.
Antes de ella, el Rey Leónidas los tiene muy bien puestos frente al despliegue técnico de Jerjes: soldados ninjas, bombas, elefantes, bestias orientales, guerreros, lanceros, arqueros... todos son pocos para frenar al ejército de 300 del Rey Leónidas.
Magnífica película basada en el comic de Miller. Magnífica la ambientación: los espartanos están salidos de las vasijas griegas y de los mosaicos de los museos los detalles de la película están llevados al máximo. Sensacional vestuario. Sensacional sonido aunque aquí yo creo que se podría haber trabajado más y haber elegido mejores scores.
La película se te queda corta y con ganas de ver una batalla más.
Muy buena y francamente recomendable.

2 comentarios:

Viper dijo...

Va bien saberlo, pues de tanto ver el trailer (también por cómo estaba hecho) a uno le quedaban dudas si sería una película o muy buena o muy mala. Duda resuelta.

Un saludo del Clan!

Marcos dijo...

Impresionante filme. Recomendable total. Cine y cuanto más grande la pantalla mejor. La técnica ha alcanzado un grado de maduración que en esta película se consolida.